Influencer Marketing

En la actualidad, la palabra “influencer” es reconocida por casi todos los usuarios de redes sociales por el auge que han tenido en estos últimos años.. Muchos influencers han pasado de ser generadores de contenido web a panelistas e integrantes de programas de televisión gracias al negocio que se ha creado para las marcas alrededor ellos denominado Influencer Marketing.

¿Qué es un influencer?

En primer lugar debemos comprender con claridad qué es un influencer. A diferencia de las celebridades, los influencers son personas que generan un vínculo de confianza con sus seguidores virtuales mientras comunican valores y promocionan marcas logrando transmitir, de la misma manera, la confianza en sus productos y servicios. Los influencers reproducen todo esto en forma de contenido audiovisual que permite atraer a su público según sus intereses.

Lo que hace importantes a los influencers es la cantidad de seguidores orgánicos y el alcance que tienen. Los mismos los consiguen creando una audiencia interesada en lo que muestran. Es decir, es importante que el contenido siempre esté orientado a un tema en particular ya que cuanto más específico sea, más fácil les será construir una comunidad. Los mejores ejemplos son las cuentas de Instagram dedicadas a la moda, el humor, lifestyle, gastronomía, comida fit, fitness, deporte y viajes. Estas son las temáticas más destacadas en Instagram y los influencers que se dedican a estas áreas son los que más seguidores tienen y por ende, los que mayores negocios pueden llevar a cabo con empresas.

Un influencer debe ser organizado, contar con un plan y estrategia, definir muy bien su perfil y el target del público al que apuntan para que el contenido esté bien destinado. De nada servirá hacer contenido por más increíble que sea si a nuestros seguidores no les gusta o interesa.

El contenido que crean diariamente es de carácter simple que se puede transformar de manera rápida en una campaña de marketing sin tener que acudir a formas clásicas de promoción de productos u otros servicios como se hace con la publicidad. Con el simple hecho de mencionar en el epígrafe de la foto una marca, producto o lugar junto con sus características o lo que la marca quiera promocionar, su red estará al tanto de esta nueva información.

Los influencers logran crear un negocio etiquetando a marcas en sus contenidos y, de esta manera, dan a entender que una publicación es patrocinada. Es importante para los influencers no caer en la tentación de patrocinar todos los posteos ya que, su público se agotará de ver que determinada persona se ha convertido en un negocio que lo único que hace es publicitar cosas y la cantidad de seguidores podría comenzar a disminuir.

Con los influencers se logra una comunicación de persona a persona, no de máquinas o empresas, por lo que cuanto más natural sea la comunicación más éxito tendrá. Por más que parezca simple tener muchos seguidores, la confianza y aprobación de su red se gana luego de mucho tiempo de compartir contenido orgánico y de interés. Si los seguidores fueron comprados se evidenciará en la cantidad de “likes” o comentarios que tengan sus publicaciones.

En resumen, los influencers son un canal de comunicación directo y generan visibilidad a tus productos y/o servicios de una manera más genuina y penetrante que una campaña de marketing tradicional. Ahora, debemos ver cómo funcionan estos arreglos entre marcas e influencers que conocemos como Influencer Marketing.

¿Cómo funciona el Influencer Marketing?

Teniendo en cuenta que las personas se han convertido en medios de comunicación creando y curando contenido que comparten a su comunidad de miles o millones de seguidores, las marcas buscan a estos “influencers” para crear nuevas maneras de llegar a sus clientes. Aquí es donde nace el Influencer Marketing que resulta un híbrido entre las clásicas campañas de marketing y los aportes que un influencer puede darle a la marca que representan.

El funcionamiento es variado y personalizado. Como los influencers se especifican en determinadas áreas y gracias a ello logran una mayor llegada a nichos específicos, las marcas contratarán a quienes les sirvan para determinadas campañas. Por su parte, los influencers gracias a diferentes tecnologías y recursos lograrán hacer que su contenido sea interesante y se diferencie del resto para así poder serles útiles a las distintas compañías.

Las marcas, ya sean pequeñas o grandes, suman a los influencers a sus acciones para que tengan más alcance y visibilidad. Desde posteos en redes sociales hasta presencias en eventos son las acciones que las marcas solicitan a los influencers. Al mismo tiempo, las marcas les otorgan muchos beneficios ya sean regalos, descuentos o invitaciones.

¿Cómo se manejan los influencers?

Muchos influencers nacen como tales sin siquiera haberlo buscado. Algunos comienzan compartiendo contenido por puro placer o gusto y, a raíz de tener su perfil tan definido logran conseguir seguidores que los siguen por su gusto estético, humor o información que brindan. Es decir, muchos comienzan por su cuenta al principio para luego desarrollarse de otras maneras y convertirse en instagrammers, bloggers o youtubers que crean alto nivel de conversación alrededor de un tema específico.

En primera instancia, luego de que hayan conseguido una buena base de seguidores y una red consolidada, son contactados por equipos de marketing de diferentes empresas para comenzar a hacer activaciones juntos. Luego, muchos se asocian a representantes o empresas que se dedican a alinear su manera de comunicar con los objetivos de diferentes marcas y generar el contacto entre ellos.

Estas empresas determinan qué tipo de influencers sirve para cada marca o acción para así lograr los objetivos y el impacto deseado. De esta manera crean planes de contenido para las marcas en las cuales incluyen el Influencer Marketing adaptado a todas sus necesidades.

Las compañías dedicadas al Influencer Marketing se enfocan en todo el proceso creativo necesario y gestionan la contratación de los influencers, el plan de acción y la activación en sí, como también el pago y los reportes finales. Mediante distintas plataformas miden las acciones comparando reportes de los clientes para auditar los resultados obtenidos y determinar qué es lo que funciona y qué es lo que no. También determinan el final cualitativo de la campaña con el Retorno de Inversión (ROI) obtenido.

Por más de que parezca un trabajo simple y de pura diversión, los influencers deben estar conectados a toda hora con su red, compartir contenido de interés a diario y saber “venderse” ante determinadas empresas o públicos adaptándose a sus necesidades y, hasta a veces, haciendo cosas que se les son impuestas o resignando intereses personales. De todas formas, el Influencer Marketing es una herramienta muy útil tanto para pequeñas como grandes empresas que buscan fidelizar a sus clientes. Lo que resultará clave antes de comenzar una
campaña de este estilo es determinar qué influencer se acomoda mejor a nuestras necesidades, público (género, edad, etc.) y si su imagen corresponde con la estética y los valores de la empresa.